Buscador Google

Bienvenidos!

Hay 12 invitados y ningún miembro en línea

Recomendaciones para actuar en caso de rotura de lámparas de bajo consumo y tubos fluorescentes.

Estas son algunas recomendaciones hechas por FUNAM y la Cátedra de Biología Evolutiva Humana (Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Córdoba) para actuar ante la rotura de una lámpara de bajo consumo (Lámpara Fluorescente Compacta) y tubos fluorescentes.

(Lámparas de vapor de mercurio de baja presión). Se han tomado elementos de las pautas elaboradas por el Illinois Poison Center para rotura de lámparas fluorescentes compactas y por la EPA (Estados Unidos).

  • Aleje a los niños y animales domésticos.
  • Abra las ventanas para que se ventile el lugar donde ocurrió la rotura y aléjese de allí durante al menos 15 minutos.
  • Antes de ingresar al sitio donde se produjo la rotura consiga dos bolsas de polietileno amplias, resistentes y sin perforaciones, cinta de embalar, papel y cartón duro para ser usados como pala, y toallitas de papel húmedas.
  • Colóquese guantes de plástico y si llegara a tenerlos, otros elementos de protección (lentes protectores, mascarillas aptas).
  • Deberá recoger todos los fragmentos del fluorescente que le sea posible. Recuerde que no debe utilizar una aspiradora, ni escoba ni escobillón, y que nunca debe hacer la operación de limpieza con manos descubiertas.
  • Con mucho cuidado tome los fragmentos y el polvo con papel o cartón duro.
  • Limpie el área con una toallita de papel húmeda.
  • Cinta adhesiva de embalar puede ser utilizada para recoger el polvo y pequeños trozos de la LFC.
  • Coloque todos los restos recogidos y los materiales que usó para limpiar en dos bolsas de plástico, y selle esas bolsas con la cinta de embalar. Agregue luego un cartel que indique "residuos de mercurio".
  • No deje estas bolsas al alcance de los niños.
  • Dichas bolsas con residuos de mercurio deberían ser entregadas en los lugares que el Estado determine para su recepción.
  • Si no hay otra opción de disposición, y la Municipalidad lo permite, disponga las dos bolsas con residuos de mercurio junto a los otros residuos sólidos domiciliarios.
  • Asegúrese que los fragmentos contenidos en la bolsa no puedan herir al recolector de residuos.
  • Lávese las manos después de tirar las bolsas.

CUANDO UD ARROJA ESTOS RESTOS A LA BASURA SIN AVISAR, ESTA PONIENDO EN PELIGRO LA VIDA DE MUCHAS PERSONAS!

Share on Myspace